Search
  • Sayel Cortes

Mejora de políticas públicas a través del conocimiento público


Inspirado por el artículo:
ACOSTA, RAÚL (2015): Activismo práctico como reapropiación del conocimiento público. En SUSANA HERRERA LIMA, CARLOS ENRIQUE OROZCO MARTÍNEZ, EDUARDO QUIJANO TENRREIRO TENRREIRO (Eds.): Comunicar ciencia en México: Discursos y espacios sociales (De la Academia al Espacio Público): ITESO, pp. 89110.


La evolución de la gobernanza es el campo de batalla de la promoción de valores como inclusión y democracia. El avance en la tecnología, nos ha dado nuevas herramientas que prometen revolucionar la gobernanza. El aumento en la capacidad para generar, mantener y usar datos abre oportunidades para mejorar la eficiencia de las políticas públicas. También hay nuevas formas de comunicación que facilitan la participación de los ciudadanos. En este post reflexionamos sobre la integración de ambas tendencias en lo que Acosta (2015) llama "conocimiento público".





Entendemos como gobernanza el proceso a través del cual se generan e implementan políticas públicas. Aunque tradicionalmente esta se concentra en el gobierno, en realidad está compuesta por múltiples actores que influyen en las políticas públicas. En particular conforme se promueve una mayor participación, más actores toman roles importantes dentro de la gobernanza.


Es a través de la gobernanza como vemos, en forma práctica, quién tiene el poder, qué grupos son excluidos, que procesos de toma de decisiones son permitidos en el control de un territorio. Sin embargo, la gobernanza no es algo estático y ha evolucionado a través del tiempo. Los sistemas autoritarios del pasado, donde un rey/emperador era la autoridad máxima, han cedido a sistemas más inclusivos y democráticos en gran parte del mundo. Sin embargo, lograr una gobernanza para todos es una tarea que aún está en desarrollo para la que faltan aún muchos avances.


En las últimas décadas, el crecimiento en la tecnología de la información y comunicación ha abierto oportunidades para transformar la gobernanza. Por un lado, la capacidad para generar, manejar y procesar información ha aumentado considerablemente con el desarrollo de las computadoras. Por otro lado, tecnologías asociadas al Internet, como las redes sociales, han abierto nuevas posibilidades de comunicación entre gobernantes y gobernados. El reto para los gobiernos actuales es cómo aprovechar estos desarrollos para lograr políticas públicas más eficientes. Por esto, algunos abogan por políticas basadas en evidencia en las que las decisiones se tomen no por voluntad política sino como fruto de análisis de datos (Townsend y Zambrano-Barragan, 2019).


Sin embargo, el proceso de usar datos para desarrollar políticas públicas se enfrenta a diferentes puntos de vista entre los grupos sociales, es decir, a la política. Es justo la diferencia de opiniones entre grupos sociales las que generan conflictos que no siempre llevan al bien común. Una propuesta para evitar esto, es utilizar datos, que al ser más objetivos, permitan el desarrollo de políticas públicas para todos.





Para esto es importante dar un contexto a los datos. Los datos por si mismos son fríos y pueden ser manipulables. Aquí es donde el concepto de conocimiento público de Acosta (2015) es relevante. Acosta nos indica que "conocer algo no es sólo contar con información sobre un fenómeno, sino comprender la implicación de dicha información con respecto al contexto en el que se encuentra" (ACOSTA 2015, p 6-7). Si este contexto es el entorno público, estos datos pueden usarse para mejorarlo.


Cuando los datos se vinculan con las necesidades a las que se refieren, es decir con su contexto, se vuelven conocimiento público. Este conocimiento público es el que puede mejorar la gobernanza pues incluye las visiones de los diferentes actores y sobretodo sus necesidades. Al atender las necesidades de los diferentes actores, vinculados a través de conocimiento, logramos políticas públicas basadas en evidencia. Estas políticas no solo son más eficientes sino que buscan mejorar la situación de todos.



Referencias


  • Acosta, Raúl (2015): Activismo práctico como reapropiación del conocimiento público. En Susana Herrera Lima, Carlos Enrique Orozco Martínez, Eduardo Quijano Tenrreiro (Eds.): Comunicar ciencia en México: Discursos y espacios sociales (De la Academia al Espacio Público): ITESO, pp. 89–110.

  • Townsend, Anthony; Zambrano-Barragán, Patricio (2019): Big Data urbana: una guía estratégica para ciudades. Banco Interamericano de Desarrollo (Nota Técnica, IDB-TN-01655).

1 view0 comments